Dolor de Espalda – Maneras simples de evitarlo

El dolor de espalda es uno de los problemas de salud más comunes del mundo. Según la Organización Mundial de la Salud, también se encuentra entre las 10 enfermedades y lesiones más importantes que representan los años de vida ajustados por discapacidad (número de años perdidos debido a la mala salud). Puede afectar a personas de cualquier edad, afectando potencialmente su vida laboral y su bienestar general.

Afortunadamente, hay algunas técnicas simples que puede utilizar para evitar las causas comunes de los dolores de espalda. Este artículo identificará esas técnicas y explicará cómo también pueden reducir el nivel de dolor de espalda que usted está experimentando actualmente.

¿Cuáles son las causas comunes de los dolores de espalda?

La espalda humana es un sistema complejo de músculos, huesos, tendones y ligamentos. Estos componentes deben trabajar juntos para apoyar al cuerpo y permitir el movimiento. La columna vertebral también contiene almohadillas similares a cartílagos que se llaman discos. Proporcionan amortiguación entre los componentes de la columna vertebral. Los problemas que afectan a cualquiera de los componentes de la espalda pueden conducir a problemas de espalda. Las causas más comunes de problemas de espalda incluyen:

Esfuerzo físico excesivo

Levantar objetos pesados de forma incorrecta o agacharse repetidamente puede causar tensión en los músculos, tendones y ligamentos de la espalda. El dolor debido al sobreesfuerzo puede ocurrir rápidamente o puede tardar muchos meses en aparecer.

Lesión

El dolor de espalda a menudo es causado por una lesión de un accidente. Los accidentes más comunes que causan lesiones en la espalda incluyen choques automovilísticos, colisiones en el campo de deportes y caídas. Estas lesiones pueden incluir la ruptura de discos, fracturas de huesos y rotura de ligamentos o tendones.

Afecciones médicas

Una variedad de condiciones médicas pueden causar dolor de espalda, incluyendo osteoporosis, cáncer de la columna vertebral, trastornos del sueño, problemas renales, artritis y ciática. En algunos casos, estas afecciones no se pueden curar, de manera que el dolor que causan sólo se puede controlar.

Discos rotos o abultados

Los discos entre cada vértebra de la columna vertebral a veces pueden romperse o cambiar de forma. Cuando esto sucede, se ejerce más presión sobre los nervios de la espalda, lo que puede causar problemas de espalda.

Mala postura

Tener una mala postura puede eventualmente contribuir al dolor en la espalda e incluso puede causar daño a largo plazo.

Cómo evitar las causas comunes del dolor de espalda

Busque ayuda quiropráctica

Obtener tratamiento quiropráctico es una de las maneras más efectivas de reducir el dolor de espalda. Un quiropráctico es un profesional médico que está entrenado para identificar y tratar problemas musculoesqueléticos del cuerpo humano. Ellos pueden identificar las causas de raíz de su dolor y sugerir tratamientos para tratarlas.

Algunas de las maneras en que un quiropráctico puede ayudarle a evitar las causas del dolor incluyen:

-Asegurarse de que su columna vertebral esté correctamente alineada .El tratamiento quiropráctico implica la alineación de la columna vertebral y otras articulaciones del cuerpo. Corregir la alineación de sus articulaciones prevendrá el desgaste prematuro y puede reducir la probabilidad de que ocurra dolor.

-Identificar cualquier problema con su postura Los quiroprácticos pueden diagnosticar y corregir problemas posturales que causan dolor de espalda.

-Diagnosticar cualquier enfermedad o lesión subyacente grave que cause dolor de espalda Los quiroprácticos también pueden identificar otros problemas de salud graves que pueden contribuir potencialmente al dolor como la ruptura de discos y la ciática.

Duerma boca arriba

Cuando usted está sentado, caminando, corriendo y levantando objetos todo el día, su columna vertebral puede comprimirse. Acostarse boca arriba le da a su columna la oportunidad de recuperarse, reduciendo la probabilidad de dolor de espalda.

Tome Té del Tibet

Uno de los remedios naturales que existen fijándonos en unas de las personas que mejor cuidan su salud, como son los monjes budistas tibetanos, es el Té del Tibet, ya que mejora el sistema circulatorio y el drenaje linfático, elimina el exceso de sal, cloro y sodio y alivia el dolor de las articulaciones.

Haga más ejercicio

El ejercicio que fortalece los músculos centrales puede ser muy útil para reducir o evitar el dolor de espalda. Los músculos centrales son los músculos que se encuentran en la región abdominal y en la parte baja de la espalda. Si estos músculos están bien desarrollados, aliviarán la tensión de los ligamentos y tendones de la espalda, lo que puede reducir los niveles de dolor. Tener un núcleo fuerte también reduce el riesgo de que ocurra una lesión en la espalda.

Consigue un buen par de zapatos

Si usted está de pie por largos períodos, compre un par de zapatos de alta calidad que le queden bien a sus pies. Esto asegurará que su cuerpo tenga una base estable y bien balanceada que soporte sus piernas y espalda. Le ayudará a evitar los problemas de espalda asociados con esguinces de ligamentos, músculos o tendones.

Hacerse masajes regularmente

Los masajes pueden ayudar a relajar los músculos de la espalda y aumentar el flujo sanguíneo. Esto puede ayudarle a mantenerse flexible, previniendo el dolor relacionado con los músculos y ligamentos adoloridos.

Tiene problemas médicos diagnosticados

Si usted tiene dolor de espalda inexplicable, es una buena idea ver a un médico. Ellos podrán realizar pruebas para verificar su estado general de salud e identificar cualquier condición de salud que pueda estar causando su dolor. Su médico también puede ayudarle a identificar problemas de salud antes de que empeoren y causen aún más dolor.

Practique una buena ergonomía y mejore su postura

Una buena postura implica estar de pie, sentarse y moverse de una manera que reduzca la cantidad de esfuerzo en su cuerpo. Cuando usted exhibe una buena postura, sus articulaciones estarán bien alineadas – reduciendo el riesgo de lesiones o desgaste en las articulaciones de la espalda. Esto reduce el riesgo de que ocurran lesiones a largo plazo que causen dolor de espalda.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *